Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 - Ieshaiáh / Isaías 53 -

 

Click for Tel Aviv, Israel Forecast

Hora   de   Israel

HOME

ISRAEL

EL ESTADO

CIENCIA

CULTURA

RELIGION

FESTIVIDADES

CALENDARIO

NOTICIAS

Imágenes de Israel

Recetas de Cocina

Usos y Costumbres de las Tierras Bíblicas

El Casamiento Judío

Suscríbase y reciba las actualizaciones en su correo electrónico

 

Ayudando a los que Necesitan

¡Sume su firma contra el antisemitismo!

Adhiriendo al Petitorio que promueve el Congreso Judío Mundial para que la ONU condene inequívoca y específicamente a este resurgido flagelo.

Aportes de Israel

a la Humanidad

ARQUEOLOGIA BIBLICA

¿POR QUÉ DEBEMOS

AMAR Y ORAR

POR ISRAEL?

Símbolos Judíos

Profecías sobre Mashiaj - Mesías

e Israel

*cumplidas

*parcialmente cumplidas

*contemporáneamente cumplidas

Ieshaiáh/Isaías 53

Una traducción erudita judía

Conflicto

Arabe-Israelí

Los Palestinos y su Verdadera Identidad

Conferencias

Recomendá esta Página a un Amigo

  Nombre de tu amigo:

 

  E-mail de tu amigo:

 

  Tu Nombre:

 

  Tu E-mail:

 

   

al clikear una sola vez será enviado

Agregue esta web a sus Favoritos

Shalom Mission-Todo sobre Israel

Haga de

Shalom Mission

Su Página de Inicio

clic en la imagen

 

Ieshaiáh / Isaías 53

 

1 ¿Qién ha creído nuestro anuncio? ¿Para quién se ha manifestado el brazo de Hashem?

2 Subió como un retoño delante de él, y como una raíz de tierra seca. No hay parecer en él, ni hermosura; porque lo vimos, pero no tenía atractivo como para que lo deseáramos.

3 Fue despreciado y desechado por los hombres, hombre sufrido y experimentado en enfermedad. Y como si escondiera su rostro de nosostros, lo menospreciamos y no lo estimamos.

4 Ciertamente él cargó (por) nuestras enfermedades y sufrió (por) nuestros dolores. Lo creímos azotado herido por Elokim y atormentado.

5 Pero, a él lo han angustiado nuestras transgresiones, nuestros pecados lo han afligido. El sufrimiento de nuestra paz fue sobre él, y en sus heridas fuimos nosotros sanados.

6 Todos nosotrops nos descarriamos como ovejas; cada cual enfiló por su propio camino. Y Hashem lo hirió, con el pecado de todos nosotros.

7 El fue oprimido (económicamente) y afligido, pero no abrió su boca. Como un cordero, fue llevado al matadero; y como una oveja que enmudece delante de sus esquiladores, así no abrió su boca.

8 Del aprisionamiento y del juzgamiento fue sacado. Y respecto a su generación, ¿quién contará? Porque fue cortado de la tierra de vida, y a causa de la transgresión de mi pueblo fueron heridos.

9 Y dispuso con los malvados su sepultura, y con los ricos en sus muertes. Aunque no hizo violencia, ni enhaño hubo en su boca.

10 Y Hashem quizo quebrantarlo y le enfermó. Si pusiera su ánimo como para sacrificio por la culpa, (entonces) verá descendencia, alargará días; y la voluntad de Hashem en su mano prosperará.

11 Por su vivo esfuerzo verá y quedará satisfecho. En su conocimiento mi siervo justo hará lo justo para muchos, y los pecados de ellos él tolerará.

12 Por tanto, yo le daré parte con los muchos y de los poderosos repartirá botín, porque vertió su ánimo hasta la muerte, y a los transgresores ha contado; y él que llevó el pecado (causado) por muchos, a favor de los transgresores intercederá.

 

HOME

 

 

 

Copyright © 2004-2013 Shalom-Mission